V1. Dec. 10 2020 

I. Objetivo:

Establecer un acuerdo común sobre la práctica de la Terapia de Arte entre los miembros de arteterapiaenespañol.com, y crear lineamientos que sirvan como referencia en caso de duda ante alguna acción o situación; así como salvaguardar el adecuado quehacer profesional de los Arteterapeutas, de modo que las personas o grupos comunitarios que busquen sus servicios reciban una experiencia óptima. 

II. Definición de Terapia del Arte:

Esta organización define la Terapia de Arte como una profesión perteneciente a la Psicología, que provee apoyo emocional y psicológico a individuos y que se caracteriza por el uso de materiales de arte, imágenes, así como la utilización del proceso creativo para reflejar las habilidades personales, intereses y conflictos. Esto se lleva a cabo acompañado por un o una arte terapeuta, quien asiste en la interpretación de los resultados obtenidos en ese proceso. 

III. Cualificaciones:

Terapia del Arte en Español reconoce como miembros a personas  que se hayan graduado satisfactoriamente de algún programa académico en Terapia de Arte o Artes Expresivas avalado por las instituciones académicas y gubernamentales correspondientes y cuyo currículo contemple las clases mínimas requeridas que se establecen en el anexo A de este documento.

De igual forma, los miembros deberán mantener su formación actualizada mediante actividades formativas y experiencias clínicas, estando en contacto con el pensamiento actual y los desarrollos clínicos vinculados a la práctica de la disciplina. 

Se requiere además mantenerse en contacto con otros grupos de profesionales y asociaciones que aporten a su crecimiento en la disciplina de Terapia de Arte. 

Además, han de recurrir a la ayuda de otros/as profesionales cualificados/as – o cooperar con ellos/as cuando sea apropiado para el correcto y efectivo desarrollo de su trabajo, permaneciendo atentos/as sobre su propia competencia profesional por medio de una supervisión adecuada a las situaciones en las que se desarrolle su trabajo.

IV La tarea: 

  1. Los/as arteterapeutas que forman parte de esta organización facilitan a sus clientes un espacio de expresión y confianza, que les posibilite crear y asumir sus propias decisiones.

  2. No tocan o manejan el trabajo de sus clientes a menos que éstos le den el visto bueno para hacerlo.

  3. Todo trabajo elaborado dentro de un proceso terapéutico debe tener una ficha técnica con los datos generales del paciente/usuario, motivo de la consulta, objetivos y propuesta metodológica, plan de tratamiento, registro de los avances, sesión por sesión con sus respectivas fechas y observaciones, técnicas utilizadas durante cada sesión, en caso de incluir registros fotográficos, éstos deberán contar con el conocimiento y consentimiento Informado del paciente o del tutor en caso de que sea menor de edad, procurando en todo momento proteger la identidad del menor.

  4. Tratarán notas y apuntes sobre las sesiones como material altamente confidencial y lo conservarán en un lugar seguro y resguardado de forma apropiada.

  5. No revelará información confidencial sin el permiso explícito del paciente/usuario, excepto en circunstancias límites tales como: 

    a. Certeza razonable por parte del/la arteterapeuta que está en riesgo la vida del cliente o personas cercanas. 

    b. Por requerimiento de la ley judicial y sólo en la medida de lo adecuado a dicho requerimiento.

V. Relación con Pacientes: 

  1. Antes de iniciar cualquier actividad, el/la arteterapeuta informa y cambia impresiones con el cliente sobre sus derechos, los roles de ambos, sobre las expectativas del proceso de arteterapia, y el uso de materiales.

  1. No discriminan por razones de: edad, género, raza, etnia, cultura, origen nacional, religión, orientación sexual, discapacidad, estatus socioeconómico o cualquier otro motivo similar, tal como queda establecido en la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

  2. Animan y no imponen la utilización de los medios y procesos de creación plástica que se utilizan para indagar y descubrir aquellos aspectos de las emociones que resultan complejos y confusos y que no siempre pueden ser formulados verbalmente.

  3. Acompañan y sustentan a sus clientes durante estos procesos de exploración y construcción subjetiva.

  4. Respetan las decisiones de sus clientes respecto a lo que surja en las sesiones de arteterapia. Excepto cuando éstas decisiones puedan causar daños a sí mismo, a el/la arteterapeuta o a terceros.

  5. Cuando el cliente es menor de edad, solicitan a sus padres o a su tutor legal cualquier permiso que sea necesario.

  6. Toman todas las precauciones para preservar la confidencialidad y seguridad del menor e informa a las autoridades correspondientes si detecta alguna situación que ponga en peligro la integridad, salud física o mental del menor. 
  7.  

VI. Servicios por medios electrónicos: 

  1. Los/as arteterapeutas que ofrecen servicios o informaciones mediante medios electrónicos informan a los clientes sobre los riesgos de privacidad y los límites de confidencialidad que son inherentes al medio.

  2. Cumplen con las leyes, reglamentaciones, y requisitos legales relacionados al manejo de datos y privacidad de los países donde residen sus clientes.

  3. Recomiendan de antemano a sus pacientes que para tomar una sesión de terapia virtual necesitan un espacio privado, iluminación adecuada, materiales, y que lleven a cabo resguardo de los trabajo luego de la cita.

  4. Pide permiso explícito y escrito para publicar fotografías de proyectos de los pacientes en redes sociales, boletines, sitios web o cualquier otra plataforma que sea visible a la comunidad en general.

  5. Notifican si alguna sesión va a ser grabada y en qué circunstancias se divulgará la grabación y se circunscribirán a cumplir con ese acuerdo de divulgación o se solicitará permiso explícito por escrito para cualquier otro uso.  

VII. Aspectos Comerciales: 

  1. El/la arteterapeuta, en su primer contacto con el cliente, especifica sus honorarios, su escala de pago y de preparativos de la sesión, así como la información referente a los límites de confidencialidad y al deber de informar.

  2. Antes de iniciar un tratamiento, los/as arteterapeutas pactarán los honorarios con sus clientes asegurándose de que sus clientes están conformes con lo pactado.

  3. Los/as arteterapeutas revisarán periódicamente con sus clientes las cuotas de las sesiones de acuerdo con los criterios que rija en la profesión y con los incrementos en el costo de vida.

  4. Los/as arteterapeutas no deben explotar económicamente a sus clientes.

  5. Los honorarios de los/as arteterapeutas que ofrezcan sus servicios tanto en institución o a nivel privado, deberán tener en cuenta la supervisión de su trabajo, el costo de los materiales artísticos, y viáticos en caso de que estos se requieran.

  6. Los/as arteterapeutas podrán hacer intercambio de sus servicios de forma no remunerada, sólo en el caso de no estar clínicamente contraindicado o de que el resultado del arreglo no represente una explotación para su cliente o el terapeuta mismo.

  7. Los/as arteterapeutas deben informar de forma clara y apropiada a los posibles clientes o instituciones en las que ofrezcan sus servicios, de manera que éstos puedan escoger el tipo de intervención que más les convenga.

  8. Los/as arteterapeutas no utilizarán material publicitario alguno (como folletos informativos, anuncios, tarjetas de visita, páginas web, membretes, teléfonos, etc.) que incluyan declaraciones falsas, o engañosas. Se entiende por material publicitario falso, fraudulento o engañoso cuando se omite información necesaria, crea una expectativa incorrecta o contiene material que no se ajusta a la verdad.

  9. Los/as arteterapeutas se presentarán como especialistas en arteterapia en una área determinada sólo si tienen la educación, entrenamiento y la experiencia práctica apropiada para esta área específica.

  10.  Los/as arteterapeutas darán a conocer a sus pacientes, prospectos  y a la comunidad en general su preparación académica en el campo. 

VIII. Acciones Éticas

  1. El/la arteterapeuta se abstiene de cualquier actividad terapéutica  cuando mantiene una relación familiar, sexual, financiera, afectiva, o mantiene una relación de proximidad con alguien cercano al cliente, que puede afectar al tratamiento o sabe que mantendrá una relación en el futuro con alguien próximo al cliente, o con éste mismo y eso pueda afectar directamente al tratamiento.

  2. Los/as arteterapeutas reconocen que por su posición, pueden llegar a tener una gran influencia sobre los clientes y no abusarán de esta confianza en ningún caso.

  3. Mantenerse vigilantes respecto a sus propios procesos subjetivos y profesionales, para que su práctica no se vea afectada. Esto también incluye el mantenerse vigilantes respecto a su necesidad de acompañamiento terapéutico.

  4. El/la arteterapeuta procura tener tiempo suficiente para asimilar el proceso y el contenido de cada sesión, por ejemplo: contemplar un tiempo suficiente entre las sesiones con los distintos clientes con los que trabaja; dedicar tiempo para procesar los registros y las notas de cada sesión; planear sus sesiones de trabajo en un número y frecuencia que le resulten asimilables.

  5. El/la arteterapeuta rechaza iniciar una actividad si considera que sus intereses personales, profesionales, legales, financieros u otros, pueden impedir que su trabajo se desarrolle adecuadamente.

  1. El/la arteterapeuta rechaza iniciar una actividad si expone al cliente o a la organización con la que trabaja, a algún tipo de daño o riesgo de abuso, o si sus prejuicios, respecto a cultura, género, edad, etc. pueden afectar su práctica profesional o que sepa o  sospeche que sus circunstancias personales y/o su propia posición subjetiva, pueden constituir un impedimento para que su trabajo se desenvuelva de forma adecuada.

  1. El/la arteterapeuta no se comprometerá a iniciar prácticas o procesos que excedan o estén más allá de su experiencia práctica, su entrenamiento, su formación y su supervisión. El/la arteterapeuta ayudará al cliente en la búsqueda de otra asistencia profesional, si considera que no puede atender apropiadamente al cliente, o si considera que el tipo de atención que el sujeto está demandando queda fuera de su ámbito profesional.

  2. El/la arteterapeuta no trabaja bajo influencia de alcohol o drogas, ni si su estado físico o mental puede afectar su habilidad como terapeuta.

  3. El/la arteterapeuta dará fin a un proceso de tratamiento cuando:

    a. No es necesario prolongar el tratamiento durante más tiempo. 

    b. El tratamiento no resulta efectivo. 

    c, No puede atender apropiadamente al paciente 

    d. El tratamiento puede ser perjudicial 

    e. El paciente/cliente ha roto el acuerdo terapéutico y/o transgrede el encuadre constantemente sin posibilidad manifiesta de elaborar dicha transgresión.

    f. Considera que no puede atender apropiadamente al cliente, o que el tipo de atención que el sujeto está demandando queda fuera de su ámbito profesional.

    g.  Existe peligro de daño a sí mismo, al cliente o a terceros.
  1. El/la arteterapeuta comunicará al cliente la finalización del compromiso profesional de forma sensible y adecuada a las circunstancias, y en un plazo de tiempo razonable. Así mismo, sugerirá alternativas apropiadas. Todo esto será así, excepto en aquellas ocasiones descritas anteriormente.

  2. Respetar y elaborar en la medida de lo posible con el/la paciente/usuario su deseo – si lo hubiera -, de abandonar el tratamiento.

  3. El/la arteterapeuta procurará mantener un entorno adecuado en el que ofrecer sus servicios: ventilación e iluminación adecuadas; acceso a agua y a servicios higiénicos; conocimiento de la composición y posibles riesgos de toxicidad de los materiales con los que trabaja; un lugar para almacenar las producciones del cliente de forma segura; espacio para la privacidad y la confidencialidad; considerar y respetar cualquier normativa o protocolo de seguridad que sea pertinente en el lugar de trabajo.

IX. Reclamaciones

arteretapiaenespanol.com  cuenta con una Comisión de Ética conformada por tres personas con trasfondos diferentes para evolucionar este documento, dirimir cualquier duda que surja al respecto y atender cualquier reclamo de violación a este código. 

  1. Si cualquier persona entiende que este Código de Ética ha sido sido violado, deberán someter una querella por escrito al Comité de Ética de arteretapiaenespanol.com, en la cual se especifique nombres, lugares, fechas, y la situación en detalle.

  2. Los/as arteterapeutas querellados tendrán un periodo de 10 días a partir del recibo de un señalamiento por parte de arteretapiaenespanol.com para explicar la situación desde su punto de vista.

  3. El comité de Etica se reserva el derecho de sancionar o expulsar a los miembros señalados a raíz de las conclusiones del análisis de la situación planteada, y las alegaciones de las partes envueltas.